KISSME #1 PROHIBIDO ENAMORARSE : ELLE KENNEDY

Posted on Posted in New Adult

¿Un libro cargado de tópicos y con tan buenas críticas?

Eso no es muy lógico, ya que la mitad de la población lectora no para de pedir cosas nuevas, originales y que aún no se hayan escrito. Así que mis expectativas altas, lo que se dicen altas, pues… no estaban. Pero pensé, vamos a leer algo entretenido y poco profundo a ver qué tal. Y vaya, me lleve una grata sorpresa, porque sinceramente me ha gustado mucho. Es entretenida y fresca. Una lectura muy amena  y una acertada elección para desconectar del mundo exterior.

De los personajes solo puedo decir maravillas, sobre todo del personaje masculino. Sí, Garrett, es el guapetón, el ligón de la universidad, vamos. Muy típico, pero este chico es bueno desde el principio. No ha hecho falta ponerlo de malote y prepotente por su traumático pasado. Punto a favor. Ya que muchas novelas de este tipo de género tienden a plasmar al chico como malote a más no poder, para después dar a entender de qué es así por lo mal que lo ha pasado en su vida anteriormente. Y eso me molesta bastante. La verdad es que estaba convencida que iba a ocurrir esto,  pero no. Por eso y por más cosas me sumo a todas esas buenas críticas que han alabado #kissMe.

Lo recomiendo.

kiss-me-1

SINOPSIS : 

SERIE : #KISSME #1 / 352 PÁGINAS / EDITORIAL : ALFAGUARA JUVENIL / PRECIO : 17,95

Hannah va a hacer un trato con un chico malo… y va a ganar más de lo que espera.

Hannah por fin ha encontrado un chico que la vuelve loca, pero hay un pequeño problema: no tiene ni idea de cómo seducirle.

La solución es Garrett, el deportista y playboy más deseado del campus: él necesita aprobar un examen a toda costa, y a cambio puede ayudarla a poner celoso a cualquiera… Incluso a sí mismo.

Cuando un beso inocente les lleva a una noche increíble, Garrett ve la luz: Hannah no puede irse con otro.

Tiene que convencerla de que se quede a su lado. Chicos que saben lo que hacen.

Chicas que saben lo que quieren. Risas, amor, y mucho, mucha tensión sexual.

Deja un comentario